miércoles, 30 de noviembre de 2011

Décimo paso: Nunca dudes

Los suburbios eran horribles, pero muy a menudo Darwin debía pasarse por allí para buscar a su padre en algún bar anónimo lleno de desesperados como él. Recorrió las calles con melancolía, pensando que aquella era la peor manera de desperdiciar un jueves por la noche.
Mientras paseaba, recibió una mirada de Lux.
- ¿Dónde estás?- preguntó ella, con su habitual tono alegre.
- En el centro. He quedado con mi padre en una cafetería- mintió él con una punzada de desazón.
- Ah, guay- se produjo un incómodo silencio-. ¿Qué tal los últimos días? No sé nada de ti, en clase siempre te sientas con Torelli la devorahombres.
- Trixie.
- ¿Eh?
- Se llama Trixie.
Lux rió.
- Qué, ¿ahora sois amiguitos?
- Puede, y me molesta que hables así de ella.
En ese momento, los ojos de Darwin se abrieron mucho.
- Tengo que colgar. Hablamos mañana, Lux- colgó sin darle tiempo a réplica y se acercó hacia la figura que acababa de ver.
Una vez estuvo más cerca, se le cortó la respiración.
Pues el chico que tenía delante, hablando con lo que parecía una prostituta, era el mismísimo Stephan Grey.

Y, al otro lado de la línea, una Lux confusa miraba al teléfono sintiendo que perdía a su mejor amigo.

Valerie Write miró a su hijo con compasión.
- No ha sido papá, Axel. No. Me caí por las escaleras, ya sabes lo torpe que soy y…
- Por Dios, mamá…- dijo él, exasperado-. ¿Por qué no lo asumes de una vez? Te maltrata. Tienes que dejarlo.
- No hace tal cosa- respondió ella, cortante y con un tono demasiado duro-. Y ahora, si no te importa, me gustaría que me dejaras sola.
Axel miró a su madre con ganas de llorar y se levantó lentamente.
Cuando llegó a la puerta, murmuró.
- Ya sé que no te valoras lo suficiente como para dejar a ese cabrón- había rabia contenida en sus palabras-. Pero me consolaría que por lo menos me valoraras a mí lo suficiente como para apreciar tu vida.
Mientras salía de la habitación, Axel sintió como las lágrimas resbalaban por sus mejillas.

1 comentario:

  1. Jobar qué tensión!! Me da pena la situación de Darwin con el padre, y también me da un montón de pena que la madre de Axel sea maltratada, hay que ver lo que les cuesta a veces reconocer esas cosas. Dios, cómo echaba de menos tu historia!! Espero el próximo pronto, un besote!! :D

    ResponderEliminar