domingo, 13 de noviembre de 2011

Cuarto paso: Finge

Cuando al día siguiente Rochelle entró en el instituto, no pudo evitar sentir una punzada de desazón. Tenía dos horas seguidas de Física y Química, lo que significaba estar sentada con una persona que le caía verdaderamente mal mucho rato.
Entró a instituto, como siempre, inspirando con fuera. Nada más poner un pie dentro, sus amigas se le acercaron corriendo.
- ¡Rochelle!- exclamó Miranda King al verla-. ¡Estás genial, como siempre!
Rochelle esbozó una sonrisa forzada.
- Miranda, hola. Tú también.
- ¿Sabéis la profesora de Física y Química?- preguntó Amber Johnson con expresión de desdén-. Esa bruja me ha sentado con Bethany Márquez. ¿Os lo podéis creer?
- ¿Márquez? ¿La amiguita de Torelli?
- ¡La misma! Dios, no os creeríais lo molesta que es. Está todo el rato haciendo ruiditos con el boli o masticando chicle. Pone de los nervios.
  - Pues no os creeréis con quién han sentado a Rochelle- comentó Dianne Baker en tono de confidencia-. ¡Con el mismísimo Axel Wright! Cuando me enteré de que te sentaban con él casi me muero de la envidia. Te lo cambio por Eric, que además es tu novio. Espero que no te moleste que me siente con él- dijo, con una sonrisa de suficiencia.
- No me molesta, Dianne, confío en Eric- respondió Rochelle con malicia.
Las demás las miraron sorprendidas, pero se abstuvieron a hacer ningún comentario.
- A mí me molesta- apuntó Miranda-. Que hayan sentado a mi Stephan con la freak de Lux Hawthorne.
Amber arqueó las cejas con desacuerdo.
- Sí, muy freak y todo lo que tú quieras, pero es la mejor amiga de Axel Wright. Esa no tiene un pelo de tonta. Además, a pesar de lo rara que es, no es nada fea. Y es la hermana de Light Hawthorne.
- ¿¿Qué?? ¡Llevo enamorada de ese chico desde primaria  sin saber que eran hermanos! Que shock…- comentó Dianne con los ojos como platos.
Rochelle dejó de escuchar. Esas conversaciones se le antojaban frías, banales y le daba la sensación de haberlas oído mil veces. Además, pensar en Lux le hacía recordar que las amigas pueden tener otros temas de conversación que el género masculino, y la echaba demasiado de menos.
Se masajeó las sienes antes de dirigirse a la clase. A primera tenía Filosofía. Irónico.
__
En el recreo justo antes de la clase con el Sargento, que era como Axel llamaba a  Katarina Perry, Lux se dirigió a su taquilla, que, por desgracia, estaba horriblemente cerca de la de Stephan y aún más de la de Light.
- ¡Querida hermana!- exclamó, al verla-. ¿Qué tal el día?
- Light, ¿por qué me hablas?- preguntó Lux con cara de fastidio mientras abría la taquilla.
- Porque te quiero y me he enterado de que te sientas con Stephan Grey en la próxima clase- contestó, con una gran sonrisa-. Es uno de mis mejores amigos, viene conmigo a fútbol. No seas muy dura con él. Ni le pongas “la mirada”.
Lux miró a su hermano a los ojos, idénticos a los suyos, y mantuvo la mirada durante un largo rato.
- Conmigo no funciona, Lux- dijo Light, sonriendo.
- No, si ya lo sé, solo pretendía hacerte entender que estoy en esos días del mes en los que no conviene tocarme la moral.
- Oh. Comprendo. Pesadilla en Elm Street. Lo pillo- la miró de arriba abajo-. Estás muy borde, ¿no? Los dieciséis son muy malos.
- Hablas como si fueras todo un veterano, hermano-mayor-que-solo-me-lleva-un-año.
- Un año y cuatro meses, disculpa…
En ese momento, Stephan hizo acto de presencia de la mano de su novia, Miranda King, la cual estaba pegada a él y no paraba de decirle cosas empalagosas.
Ambos hermanos se quedaron mirando a la pareja con expresión de asco.
- Creo… que me voy a vomitar arcoíris por ahí y tal- comentó Lux justo antes de cerrar la taquilla con un golpe que sobresaltó a los enamorados.
- Que niña más rara, por Dios- comentó Miranda, dedicándole una mirada de desdén-. Bueno, amor, me voy a mi taquilla. Nos vemos en clase. Te quiero mil…- musitó, mientras lo besaba.
Después de que Miranda se fuera, Light no pudo evitar echarse a reír.
- ¿Cómo la soportas?- preguntó mientras chocaban los puños.
- Supongo que es mona- contestó Stephan, abriendo la taquilla-. Y cuando no está siendo así de empalagosa es divertida.
Light se encogió de hombros y sacó varios libros de la taquilla.
- Es más mona Amber Johnson- comentó-. Y no tan pesada.
- Si nos ponemos a pedir, me quedo con Rochelle Williams- respondió Stephan, sonriendo mientras asentía-. Es la más guapa del grupo.
- Ya, pero está demasiado delgada- opinó Light, arrugando la nariz-. Parece casi anoréxica. Y tiene novio. Prefiero a Beatrisce Torelli. Esa sí.
- Ya, es muy mona.
Los dos amigos se despidieron y se dirigieron a sus respectivas clases. Light, despreocupado. Stephan, rogando a Dios para que Lux no fuera demasiado… Lux.

2 comentarios:

  1. Ays, ya empieza lo interesante. Sabes que me tienes enganchada?? Cómo puedes escribir así?? Me encanta!! La verdad es que estoy entusiasmada, la trama es increíble y los personajes fabulosos. No te olvides de avisarme cuando subas el siguiente, un besote!! :D

    ResponderEliminar
  2. Ains..¡Adoro a Lux! hahaha
    Sigue escribiendo que me tienes enganchadita..¡muchos besos!

    ResponderEliminar